Citas acogedora

VOLVER A CAER BIEN.

2016.11.01 12:51 felipegutierrez VOLVER A CAER BIEN.

VOLVER A CAER BIEN.
Hubo un tiempo en que PODEMOS alcanzó sus máximas expectativas, no sólo de voto sino como generadora de ilusión. PODEMOS caía bien. Fue allá por el mes de Enero de 2.015. Todos sabemos que pasó después. La mayor campaña de desprestigio emprendida contra nadie en este país. Pero no sólo fue esto. Hubo algo que cambió, desde dentro. Aquellos que querían desprestigiar a PODEMOS se dieron cuenta de que a unas siglas, a una idea no se la puede desprestigiar, había que hacerlo con sus dirigentes, y fue cuando se produjo la shitstorm, la gran tormenta de mierda. Ello produjo que aquellos que apoyábamos este nuevo movimiento nos atrincheráramos en la defensa a ultranza de estos dirigentes y de estas siglas olvidándonos que la fortaleza de esta idea estaba en la capacidad que tenía de atraer gente hacia ella. PODEMOS hizo que cientos, miles de personas que no nos conocíamos de nada convergiéramos, como en una cita a ciegas en una convocatoria que cada día crecía más y más. Gentes, ojo, muy diferentes. Gentes que en algunos casos no se sentarían juntos en mismo vagón del tren. Aquella linda idea era un imán. Pero, claro , el amor es eterno mientras dura… Acabado el fragor de las movilizaciones, la euforia del éxito, la gente vuelve a su casa, frente al televisor y frente a su vida. Los dirigentes, a sus reuniones, a sus estrategias, contando votos, encuestas, entrevistas,encuentros y desencuentros. Y aquel chico que encantaba a todos con su coleta pasa a ser para muchos una especie de Rasputín,sobrado,déspota,engreído…Y la persona acaba pareciéndose al personaje. Y nos ponemos cada uno a un lado de la trinchera haciendo que a partir de ese momento todo gire en torno a los personajes, no a las ideas. Ya han conseguido su objetivo, ya nos han llevado a su terreno. PODEMOS deja de ser una alternativa para ser una marca con un grupo de personas visibles a las que se las puede amar u odiar, un producto que te puede gustar mucho o dar asco. PODEMOS ha dejado de caer bien, o por lo menos tan bien. Vivimos hoy , a primero de noviembre del 2016 un momento político de desoladora incertidumbre. El campo político está dividido en dos frentes. El de la derecha, es verdad que no en su mejor momento,pero con unas filas claras y delimitadas. Sus votantes, les guste más o menos-para votar algo no es preciso que a uno le guste del todo el producto-saben que es lo que hay y no tienen dudas ( la opción Ciudadanos, es anecdótica y probablemente efímera). Lo que produce pavor es el bando de la izquierda. Lo primero que llama la atención es que no se sabe dónde empieza ni donde termina. Los límites están tan borrosos que en cualquier momento cualquiera puede cambiar de bando sin darse cuenta y pasarse al otro lado. De hecho una parte ya se ha pasado. ¿Y qué papel hace PODEMOS? O mejor aún ¿Qué papel podría hacer? Primero entender que PODEMOS no es hoy una casa acogedora a la que todos aquellos náufragos, desencantados del PSOE, IU o de la abstención quisieran entrar. Pero, y ahí está lo importante, es que no es necesario que nadie entre a ningún sitio. PODEMOS, lo que tiene que lograr-porque es que nadie más que él puede hacerlo hoy por hoy- es actuar como un catalizador. Según he encontrado en google:” Un catalizador propiamente dicho es una sustancia que está presente en una reacción química en contacto físico con los reactivos, y acelera, induce o propicia dicha reacción…” ¡Eso es: debe propiciar que todas aquellas fuerzas que andan como pollo sin cabeza reaccionen, actúen juntas, pero eso no lo puede hacer solo el catalizador, sino todos los reactivos! No se trata , por tanto, de absorber, disolver, captar votos tirados en la calle. Se trata de conseguir que toda esa ola de descontento, tan diversa y a veces tan mal avenida, quiera estar junta para actuar. Para actuar juntos en la calle o para actuar juntos votando o las dos cosas a la vez. Para ello tiene que olvidarse de la obsesión del sorpasso. Aquí a quien hay que dar el sorpasso es a la derecha, a los que quieren que todo siga igual, que nada cambie. Que la política sea esa cosa aburrida, tramposa que viene siendo las últimas décadas. Hay que dar el sorpasso a los dirigentes de los medios de comunicación y a sus bancos, a los poderes financieros a los que les importa un carajo el sufrimiento de la gente, a los políticos profesionales de cualquier bancada que van al parlamento como el que va a la oficina pendientes sólo del que levanta el dedo con lo que hay que votar. PODEMOS debe dejar de mirarse el ombligo y mirarse las manos. Debe ser un instrumento, no un fin. Y así, es posible que consiga volver a caer bien.
submitted by felipegutierrez to podemos [link] [comments]